Disponible 24 / 7 / 365 San Diego
idioma: English Spanish
idioma: English Spanish

¿Qué se considera un delito sexual en Minnesota?

Enfrentar cualquier tipo de cargo criminal podría ser una carga tremenda para usted y las personas que ama. A pesar de las dificultades que pueden seguir a cualquier arresto, las denuncias de delitos sexuales pueden ser especialmente dañinas. De hecho, podría enfrentar las graves consecuencias de un arresto por delitos sexuales mucho antes de que lo condenen por cualquier delito.

El término "delito sexual" se aplica a numerosos actos delictivos. De hecho, el término no se encuentra en la ley de Minnesota en absoluto. Sin embargo, existen delitos sexuales generales bajo la ley que cubren cualquier acto criminal potencial relacionado con el sexo.

Hay graves consecuencias que vienen con una condena por delitos sexuales, pero tiene la oportunidad de defenderse de estos cargos. Una estrategia de defensa agresiva podría ponerlo en posición de evitar las consecuencias de una condena por delitos sexuales que le cambiarán la vida. Comuníquese con el abogado de Gerald Miller lo antes posible.

 

La mayoría de las condenas por delitos sexuales duran para siempre

Como la mayoría de los estados, Minnesota tiene un proceso que permite a las personas solicitar que se elimine su condena penal. La eliminación permite que una persona actúe como si su condena nunca hubiera ocurrido. Puede marcar una gran diferencia en su vida personal y profesional, ya que pueden responder con sinceridad en un currículum o en una solicitud de alquiler que no son delincuentes convictos.

Las eliminaciones de antecedentes penales no están disponibles en todos los casos. La ley trata ciertos delitos como inherentemente descalificadores, lo que significa que los tribunales tienen prohibido anular una condena. Los delitos sexuales entran en esa categoría.

Una vez que una persona ha sido condenada por un crimen sexual en minnesota, esa convicción normalmente los seguirá para siempre. Estas consecuencias permanentes son la razón por la que es importante luchar contra una condena por un delito sexual desde el principio. Los abogados de Gerald Miller podrían ayudarlo a desarrollar la mejor defensa disponible para evitar una condena.

 

Cómo funcionan los delitos sexuales en Minnesota

Muchos estados adoptan una amplia variedad de estatutos penales que cubren delitos sexuales específicos. Minnesota no sigue ese modelo. En lugar de numerosos estatutos para delitos como violación o abuso sexual, Minnesota ha adoptado un amplio sistema conocido como conducta sexual criminal. Hay cinco categorías de conducta sexual delictiva en total. La conducta sexual delictiva en primer grado conlleva las penas más severas, mientras que el quinto grado ofrece las penas más bajas.

 

Conducta sexual criminal en primer grado

La conducta sexual delictiva en primer grado es un delito grave que cubre una amplia gama de acciones. Cada uno de estos delitos implica alguna forma de penetración sexual. Sin embargo, también debe haber elementos adicionales presentes para calificar como conducta sexual delictiva en primer grado. Algunos ejemplos incluyen:

  • Contacto sexual con una persona menor de 13 años.
  • Contacto sexual con una persona mentalmente inestable o físicamente indefensa.
  • Contacto sexual con una persona que se sintió insegura debido a la amenaza de daño corporal
  • Contacto sexual con un menor de entre 13 y 16 años por una persona al menos cuatro años mayor.

Estos cargos a menudo se presentan en casos que involucran abuso o abuso de menores. La pena máxima de cárcel para una condena por agresión sexual criminal en primer grado es de 30 años. Una condena también conlleva una multa máxima de $ 40,000. Hay una pena mínima de al menos 12 años de prisión por este delito.

 

Conducta sexual criminal en segundo grado

La conducta sexual delictiva en segundo grado tiene mucho en común con la conducta sexual delictiva en primer grado. Este delito se aplica en las mismas circunstancias, incluidas las víctimas que eran menores de 13 años o que son mentalmente inestables.

La principal diferencia entre la conducta sexual delictiva de primer y segundo grado es el acto sexual en sí. Mientras que las ofensas de primer grado siempre involucran la penetración sexual, las ofensas de segundo grado no. Este delito trae una sentencia máxima de 25 años de prisión y una multa de hasta $ 35,000.

 

Conducta sexual criminal de tercer grado

La conducta sexual delictiva de tercer grado es esencialmente el delito de estupro. Este tipo penal comprende la penetración sexual de un menor por parte de una persona cercana a su edad. La conducta sexual criminal de tercer grado también cubre la penetración sexual por parte de personas en una posición de poder. Algunos ejemplos incluyen el personal de las instalaciones correccionales o los miembros del clero. La sanción por una condena por conducta sexual delictiva en tercer grado incluye una pena máxima de prisión de 15 años y una multa de no más de $30,000.

 

Conducta sexual criminal de cuarto grado

La conducta sexual delictiva en cuarto grado cubre la mayoría de las mismas circunstancias que una ofensa en tercer grado. La diferencia importante es que un delito de cuarto grado no implica la penetración sexual. En cambio, cualquier contacto sexual fuera de la penetración podría calificar para una conducta sexual delictiva de cuarto grado. Una condena podría resultar en 10 años de prisión y una multa de hasta $ 20,000.

 

Conducta sexual criminal de quinto grado

El nivel más bajo de delito sexual según la ley del estado de Minnesota es la conducta sexual delictiva de quinto grado. Esta ofensa cubre el contacto sexual no consentido o los actos de lascivia alrededor de los niños. Una condena podría traer hasta 7 años de prisión y una multa de hasta $ 14,000.

 

Delitos sexuales federales

No todos los delitos relacionados con el sexo se limitan a enjuiciamientos estatales. La ley federal también cubre numerosos delitos sexuales. A diferencia de la ley de Minnesota, los estatutos federales cubren una amplia gama de acusaciones penales muy específicas. Algunos de los ejemplos más comunes de delitos sexuales federales incluyen:

  1. Agresión sexual y violación infantil;
  2. Explotación sexual de un niño, a través de la coerción, el soborno o la incitación
  3. Abuso sexual de un menor o un pupilo;
  4. Compra o venta de un niño por motivos sexuales;
  5. Posesión o distribución de pornografía infantil;
  6. Abuso sexual agravado que involucre el uso de fuerza, miedo o amenazas de lesiones corporales;
  7. Trata de personas;
  8. Abuso sexual con resultado de muerte;
  9. Crímenes sexuales que cruzan las fronteras estatales;
  10. Delitos sexuales en tierras o territorios federales.

Las penas por delitos sexuales federales varían, pero con frecuencia incluyen sentencias mínimas obligatorias. Esto significa que una condena debe conducir a algún tipo de encarcelamiento. Las penas máximas emitidas en estos casos dependerán en gran medida de las pautas federales de sentencia. Los delitos sexuales dirigidos a los niños a menudo dan lugar a mínimos obligatorios sustanciales. En algunos casos, una condena podría requerir al menos 15 años en una prisión federal.

 

Registro federal de delitos sexuales

Al igual que a nivel estatal, también hay una registro federal de delitos sexuales. Una condena por un delito sexual federal requerirá que cumpla con algo conocido como Registro Nacional de Delincuentes Sexuales. Esto se suma a cualquier registro de delincuentes sexuales exigido por la ley estatal.

La ley federal clasifica a los delincuentes sexuales en tres niveles diferentes según la gravedad de sus delitos. Estos niveles se utilizan para identificar la gravedad del delito sexual federal. Además, el nivel determina cuánto tiempo debe permanecer una persona en el registro.

  • Un delincuente sexual de nivel I debe permanecer en el registro durante 15 años
  • Un delincuente sexual de nivel II debe permanecer en el registro durante 25 años
  • Un delincuente sexual de Nivel III debe permanecer en el registro de por vida

 

Defensas comunes contra los delitos sexuales

Existen numerosas defensas potenciales para los delitos sexuales tanto a nivel estatal como federal. Es posible que cada una de estas defensas no se aplique en todos los casos, pero podrían marcar una gran diferencia en determinadas circunstancias.

Determinar la estrategia de defensa adecuada en su caso de delito sexual es crucial y no debe hacerse sin la guía de un abogado experimentado. Los abogados de Gerald Miller podrían revisar su caso y ayudarlo a identificar la mejor estrategia de defensa basada en los hechos de su caso.

  • El consentimiento es una defensa común en los delitos sexuales. La mayoría de los delitos sexuales involucran la falta de consentimiento o algún otro acto sexual no deseado. Al establecer el consentimiento, una persona acusada de un delito sexual podría evitar una condena.
  • Duda razonable. No es trabajo del acusado demostrar su inocencia. En cambio, el estado tiene la carga de la prueba en un enjuiciamiento por delitos sexuales. Si existe una duda razonable en cuanto a la culpabilidad, se requiere una absolución.
  • El atrapamiento ocurre cuando una persona es forzada o coaccionada a cometer un crimen que de otro modo no habría cometido.

 

Comuníquese con un abogado defensor de delitos sexuales en Minnesota

La acusación de un delito sexual es algo que nadie quiere afrontar nunca. Si se encuentra en esta posición, recuerde que puede buscar ayuda legal. Los abogados de Gerald Miller están listos para apoyarlo a lo largo de su caso. Llame lo antes posible para discutir sus opciones legales.

Contenido relacionado: ¿Cómo define Minnesota el consentimiento?

Acerca del autor.

cody wright

Cody Wright es un abogado dedicado en casos de DWI / DUI en Gerald Miller PA en Minnesota. Él se asegura de que su voz se escuche en un sistema que a menudo desalienta al acusado de hablar. Recibió su título de abogado en Mitchell College of Law.

 

Obtenga una consulta gratis

Actuar rápidamente minimizará el impacto. ¡No espere, actúe ahora!