Disponible 24 / 7 / 365

Cómo hacer que se desestime un cargo de posesión en segundo grado de una sustancia controlada en Minnesota

La posesión en segundo grado de una sustancia controlada es un delito grave en Minnesota. Si actualmente enfrenta un cargo por sustancias controladas, una condena podría resultar en un riesgo legal grave para usted. El tiempo prolongado en la cárcel y las multas monetarias elevadas podrían cambiar su vida si lo declaran culpable.

Es comprensible preocuparse por la posibilidad de una condena. Afortunadamente, su condena nunca está garantizada. Tiene derecho a luchar contra estos cargos, y estos esfuerzos podrían resultar en la desestimación de los cargos en su contra.

Programas de abogados de Gerald Miller están aquí para ayudarlo a defenderse. Nuestra firma tiene una amplia experiencia en la defensa de los acusados ​​y entendemos lo que se necesita para vencer los cargos por drogas. Comuníquese de inmediato para analizar sus opciones durante una consulta gratuita.

¿Qué es la posesión en segundo grado de una sustancia controlada?

Hay pocos cargos criminales que sean más serios que la posesión en segundo grado de una sustancia controlada. De acuerdo con la ley de Minnesota, este es el segundo delito de drogas más grave disponible para los fiscales. Una condena por este delito grave podría resultar en una larga sentencia de prisión que altera la forma de su vida para siempre.

La posesión de drogas en segundo grado se rige por Sección 152.022 del Estatuto de Minnesota. De acuerdo con el estatuto, la posesión en segundo grado se basa en el tipo y la cantidad de una sustancia controlada que se le acusa de poseer. Específicamente, este cargo de delito grave se presenta contra un individuo cuando:

  1. la persona posee ilegalmente una o más mezclas de un peso total de 25 gramos o más que contengan cocaína o metanfetamina;
  2. la persona posee ilegalmente una o más mezclas de un peso total de diez gramos o más que contienen cocaína o metanfetamina y:
    1. la persona o un cómplice posee en su persona o al alcance inmediato, o usa, ya sea blandiendo, exhibiendo, amenazando o empleando de otra manera, un arma de fuego; o
    2. el delito involucra tres factores agravantes;
  3. la persona posee ilícitamente una o más mezclas de un peso total de seis gramos o más que contengan heroína;
  4. la persona posee ilegalmente una o más mezclas de un peso total de 50 gramos o más que contienen una droga narcótica que no sea cocaína, heroína o metanfetamina;
  5. la persona posee ilegalmente una o más mezclas de un peso total de 50 gramos o más que contengan anfetamina, fenciclidina o alucinógeno o, si la sustancia controlada está envasada en unidades de dosificación, equivalentes a 100 o más unidades de dosificación; o
  6. la persona posee ilícitamente una o más mezclas de un peso total de 25 kilogramos o más que contengan marihuana o tetrahidrocannabinoles, o posee 100 o más plantas de marihuana.

Las sanciones asociadas con el cargo de sustancia controlada son elevadas. Si es condenado, podría enfrentar hasta 25 años de prisión. Esto incluye una sentencia mínima de tres años si ha sido condenado previamente por un delito de drogas. También hay una multa máxima de hasta $ 500,000. Dadas las fuertes sanciones, está claro por qué es tan importante buscar la desestimación de estos cargos.

El poder de desestimar su caso

Antes de que usted o su abogado puedan desestimar su caso, es útil saber quién tiene el poder de retirar estos cargos. El despido es el mejor de los casos para la mayoría de las personas que enfrentan estos cargos, por lo que es importante comprender qué parte tiene este poder.

Es posible que se sorprenda al saber que la policía no tiene el poder de retirar sus cargos una vez que se han presentado. A pesar de que están facultados para realizar un arresto por posesión de una sustancia controlada, no tienen la capacidad de desestimar o modificar esos cargos más adelante.

El derecho a desestimar el caso en su contra recae principalmente en el fiscal. Tienen la decisión de presentar cargos, modificarlos o desestimarlos. Un despido podría ser temporal, o podría ocurrir cuando el estado tiene la intención de no volver a presentar estos cargos.

Los fiscales tienen el poder de desestimar su caso, pero es posible que no tengan la inclinación. La mayoría de los fiscales persiguen agresivamente los casos de drogas, especialmente cuando creen que la evidencia es sólida. Nuestros abogados podrían ayudar a argumentar que el despido es apropiado cuando se trata de la acusación.

Finalmente, el juez de su caso también tiene la facultad de desestimarlo. Si bien tienen este poder, es poco común que un juez desestime un caso por su cuenta. En cambio, escuchan mociones de desestimación presentadas por la defensa durante el curso del caso. Nuestra firma podría presentar una de estas mociones dependiendo de su estrategia de defensa y los hechos.

Elegir la defensa adecuada

Los jueces y fiscales no desestimarán su cargo de posesión de drogas en segundo grado por compasión o indiferencia. Para que sus cargos sean desestimados, es necesario construir una defensa fuerte. Su defensa debe ser lo suficientemente fuerte como para convencer a la acusación de que no vale la pena seguir adelante o convencer al juez de que la ley exige la desestimación.

Los abogados de Gerald Miller podrían revisar su caso e identificar la estrategia de defensa adecuada en su caso. Si bien hay muchas opciones posibles, no todas serán apropiadas en cada caso. Elegir la estrategia de defensa correcta es una parte vital de su caso. Algunas estrategias de defensa comunes incluyen:

Registro o incautación ilegal

La policía no puede registrar o incautar su propiedad por capricho. Está protegido por la Constitución de los EE. UU., que limita las situaciones en las que el gobierno puede confiscar su propiedad. Si la policía lo detiene mientras conduce o registra su casa sin una razón válida, su caso podría verse afectado drásticamente.

Por lo general, la policía necesita una orden de registro o circunstancias exigentes para registrar su casa. También deben tener una sospecha razonable de que ha cometido un delito antes de que puedan detenerlo mientras conduce.

Cualquier vulneración de sus derechos podría servir de base para su defensa gracias a un concepto legal conocido como el “fruto del árbol venenoso”. Bajo este concepto, cualquier prueba obtenida a través de medios legales no puede ser utilizada en su contra en el juicio. Una moción para excluir esta evidencia podría destruir el caso del estado en su contra.

Falta de evidencia

El estado tiene la carga de la prueba en su caso. Esto es importante, ya que significa que no tiene que probar nada para evitar una condena. En cambio, el estado debe demostrar más allá de toda duda razonable que usted es culpable del cargo de sustancia controlada en segundo grado.

Hay momentos en que la mejor defensa posible consiste en resaltar la debilidad del caso del estado. En lugar de tratar de probar su inocencia, esta defensa se enfoca en mostrarle al jurado que el estado no puede cumplir con su carga de la prueba.

Falta de conocimiento

La posesión es un delito doloso. Eso significa que hay momentos en que poseer una sustancia controlada podría no resultar en una condena penal. Esto es cierto incluso si no hay duda de que usted estaba en posesión de una sustancia controlada que cumple con el estándar de posesión en segundo grado de un cargo de sustancia controlada. Eso es porque su posesión debe ser conocida para que haya ocurrido un crimen.

Considere el siguiente ejemplo. Le pides prestada una maleta a un amigo de la familia antes de unas vacaciones. Lo que no te das cuenta es que hay una cantidad sustancial de drogas escondidas en un bolsillo en el fondo de la maleta. La policía te detiene y accedes a un registro, donde descubren las drogas en la maleta. Por no haber sido consciente de su presencia, no es culpable del delito de posesión.

Desafortunadamente, la policía no siempre sabe que estás diciendo la verdad. Podría enfrentar un arresto por posesión en esta situación aunque no haya hecho nada malo. Es el papel de su abogado luchar contra una condena.

Llame a Gerald Miller para discutir su cargo de posesión en segundo grado

Tiene derecho a una defensa sólida después de un arresto por posesión en segundo grado de una sustancia controlada. Parte de una defensa fuerte es buscar agresivamente la desestimación del cargo de sustancia controlada en su contra. Incluso si esos esfuerzos no tienen éxito, la estrategia que desarrolle podría ser suficiente para prevalecer en el juicio.

Los abogados de Gerald Miller están listos para ayudarlo a desarrollar la estrategia de defensa más sólida posible. Comuníquese lo antes posible para su consulta gratuita.

Contenido relacionado: Cómo hacer que se desestime un cargo por posesión de sustancias controladas.

Acerca del autor.

kyle drager

Kyle Dreger es un abogado experto en DUI / DWI y Defensa Criminal en Gerald Miller PA. Kyle recibió su título de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de St. Thomas. También es un jugador de baloncesto entrenado profesionalmente.

 

Obtenga una consulta gratis

Actuar rápidamente minimizará el impacto. ¡No espere, actúe ahora!