Disponible 24 / 7 / 365 Ashburn

¿Cómo define Minnesota el consentimiento sexual?

Hay graves consecuencias que vienen con un arresto y una condena por delitos sexuales en Minnesota. Además del estigma asociado con estos delitos, una condena también podría generar largas penas de prisión o multas costosas. Lidiar con los desafíos de un arresto por un delito sexual, incluso si las acusaciones no tienen fundamento, puede ser devastador. Central para la mayoría de los delitos sexuales es el concepto de consentimiento. Un acto sexual se vuelve delictivo cuando una de las partes involucradas no lo consiente. En general, implica aceptar deliberadamente participar en la interacción.

Si ha sido arrestado por un delito sexual en Minnesota, la cuestión del consentimiento podría ser una parte importante de su defensa. Si cree que la otra parte dio su consentimiento para el encuentro, podría ser el problema principal en el avance de su caso. Comuníquese con los abogados de Gerald Miller para analizar sus opciones para seguir adelante.

¿Cómo se define el consentimiento en el estatuto de Minnesota?

Si bien el concepto de consentimiento, que una persona debe aceptar afirmativamente participar en cualquier encuentro sexual, es sencillo, la ley estatal proporciona su propia definición del concepto. La definición legal de la misma se encuentra en Sección 609.341 de los estatutos de Minnesota. Según el estatuto:

“Consentimiento” significa palabras o acciones manifiestas de una persona que indican un acuerdo presente dado libremente para realizar un acto sexual particular con el actor. El consentimiento no significa la existencia de una relación social anterior o actual entre el actor y el denunciante o que el denunciante no se resistió a un acto sexual en particular.

Ese estatuto pasa a calificar aún más la definición. De acuerdo con la ley, Una persona mentalmente incapacitada o físicamente indefensa según lo definido en esta sección no puede dar su consentimiento para un acto sexual. Finalmente, el estatuto aborda lo que se requiere para establecer la falta de consentimiento en un proceso penal. Si bien algunas jurisdicciones han requerido previamente algún tipo de corroboración para probar la falta de consentimiento, la ley de Minnesota deja en claro que no es necesario corroborar el testimonio para establecer la falta de consentimiento en un juicio penal.

Hay matices cuando se trata de cuestiones de consentimiento. Específicamente, el silencio de una persona no significa que no se oponga al encuentro. Un testigo informador puede presentar cargos penales relacionados con una agresión sexual incluso si no se resistió físicamente en ese momento. Al considerar cuestiones de consentimiento, el silencio tampoco equivale necesariamente a consentimiento.

Las cuestiones de consentimiento pueden complicarse durante un juicio penal. En muchos casos, tanto el acusado como el testigo que informa estarán en total desacuerdo sobre si hubo o no consentimiento. Los abogados de Gerald Miller podrían defender el consentimiento al entrevistar a los testigos durante el juicio o al presentar una moción de desestimación.

 

La retirada del consentimiento

Mucha gente piensa en el consentimiento para un acto sexual como una proposición de sí o no. En realidad, es un acuerdo continuo que debe durar la duración de un encuentro sexual. Es por eso que el estatuto deja en claro que el consentimiento no es solo un acuerdo dado libremente para participar en un encuentro sexual, sino que el acuerdo también debe estar presente.

Esto se debe a que es posible que cualquiera de las partes de un encuentro sexual retire su consentimiento en cualquier momento. No importa si el encuentro fue inicialmente consensuado, el consentimiento se puede retirar sin previo aviso ni condiciones.

 

Cuando el consentimiento no es una defensa

Es importante comprender que, si bien el consentimiento es una de las defensas más sólidas para muchas denuncias de agresión sexual, hay ocasiones en las que la presencia del consentimiento no es una defensa en absoluto. Esto se debe a que la ley determina que ciertas personas no pueden dar su consentimiento para el contacto sexual. Por esa razón, el tribunal no aceptará ninguna señal o indicación de consentimiento ya que la presunta víctima no estaba en condiciones de consentir el contacto sexual bajo ciertas circunstancias. Algunos de los casos en los que el consentimiento no puede darse libremente incluyen:

  • Menores de edad por debajo de la edad de consentimiento
  • Actos sexuales perpetrados por oficiales correccionales, clérigos o terapeutas
  • Presuntas víctimas físicamente incapaces de resistir
  • Presuntas víctimas mentalmente incapaces de dar su consentimiento

El elemento clave en estos casos es si un testigo informante tiene o no el poder de dar su consentimiento. Si los tribunales determinan que una persona no puede dar su consentimiento, el juez no considerará el consentimiento como defensa.

La situación más común donde surge este problema involucra a menores. Se considera que los menores carecen de la capacidad mental para consentir encuentros sexuales. Lo mismo ocurre con los adultos que carecen de la capacidad mental para tomar estas decisiones. Los adultos que son físicamente incapaces de resistir, incluidos aquellos demasiado intoxicados para oponerse a un encuentro sexual, también califican.

Finalmente, este tema también puede surgir cuando se trata de actos sexuales cometidos por personas en el poder. En el caso de los funcionarios penitenciarios, un recluso puede sentir que no tiene otra opción que aceptar el acto sexual propuesto por el guardia.

 

Defensas a los cargos de delitos sexuales cuando el consentimiento no está presente en Minneapolis

Hay algunas circunstancias limitadas en las que existe una defensa viable incluso cuando un acusado reconoce que no se ha cumplido la definición estándar de consentimiento. Si bien estas defensas rara vez se aplican, es importante comprenderlas en caso de que se apliquen en su situación.

Minnesota reconoce una serie de excepciones, incluido el matrimonio, las llamadas leyes de "Romeo y Julieta" y la defensa del error de edad. Antes de asumir que estas defensas podrían ser viables en su caso, es vital que busque asesoría legal.

Los abogados de Gerald Miller entienden las circunstancias en las que se pueden aplicar estas defensas. Desde evaluar los hechos de su caso hasta asesorarlo sobre lo que establece la ley, estamos preparados para ayudarlo en su defensa en cada paso del camino. Comuníquese hoy para obtener más información sobre sus opciones.

 

Leyes de Romeo y Julieta

Las leyes sobre la edad de consentimiento no se aplican a todos por igual. Minnesota ha adoptado algo conocido como una ley de "Romeo y Julieta" que aplica las sanciones por violación de menores de manera diferente según las diferencias de edad y las relaciones románticas anteriores.

Según la ley, una persona menor de 13 años solo puede consentir un encuentro sexual con una persona que tenga menos de 36 meses de edad. Para niños de 13, 14 y 15 años, esta defensa solo es viable para personas dentro de los 24 meses de su edad.

Por lo general, la edad de consentimiento es 16 años en Minnesota. Sin embargo, estos individuos no tienen campo libre para tener una relación sexual con ningún adulto. Para los jóvenes de 16 y 17 años, el consentimiento no es una defensa para nadie en una posición de autoridad sobre el menor. Por ejemplo, un encuentro sexual entre una persona de 15 y 16 años no es un delito. No ocurre lo mismo con un adulto de 17 años y un adolescente de 15 años.

 

Enriquecimiento

También existe una excepción que se aplica entre cónyuges en lo que respecta a la edad de consentimiento. Bajo ciertas circunstancias, la ley permite que las personas se casen fuera de las exenciones previstas en las leyes de Romeo y Julieta. Es importante señalar que esta defensa no se aplica en los casos en que la pareja vivía separada o separada.

 

error de edad

Es común que las personas acusadas de tener relaciones sexuales con un menor aleguen que se equivocaron con respecto a la edad del menor. En circunstancias limitadas, un error de edad podría ser una defensa viable. Para que esta defensa sea válida, deben concurrir cuatro elementos:

  • El menor tiene al menos 13 años pero menos de 16
  • El acusado creía que el niño tenía más de 16 años.
  • La creencia del acusado era razonable, y
  • El acusado no es mayor de 10 años mayor que el menor

 

Discuta sus cargos criminales con Gerald Miller hoy en Minneapolis

Hay pocos delitos penales que se procesen con más agresividad que los delitos sexuales. Si ha sido acusado de un delito sexual, la cuestión del consentimiento podría desempeñar un papel importante en su caso.

Los abogados de Gerald Miller entienden cómo el consentimiento es una parte importante de muchos cargos por delitos sexuales. Estamos preparados para perseguir agresivamente su defensa con el fin de asegurar un resultado justo. Llame de inmediato para programar su consulta gratis.

Acerca del autor.

gerald molinero

Gerald Miller es un abogado de DWI / DUI de primer nivel y con experiencia en Gerald Miller PA en Minneapolis, MN. Tiene más de 35 años de experiencia en la práctica de Defensa Penal. También ha sido mentor de numerosos abogados defensores de DUI / DWI.

 

Obtenga una consulta gratis

Actuar rápidamente minimizará el impacto. ¡No espere, actúe ahora!